domingo, 9 de noviembre de 2014

Día 4 - Último día en Bangkok

Otro día relajado... Tenemos que repetir que la humedad que hace aquí es casi insoportable para nosotros...por eso nos tomamos los días con calma. Ya veréis en la mayoría de las fotos se nos ve empapados de sudor... Nos está costando bastante adaptarnos a este agobio.

Por la mañana nos dirigimos al nuevo hotel, que se encontraba a unos 15 minutos andando del Sri Krungthep donde nos habíamos hospedado hasta el momento.
Al llegar ya nos dieron la habitación, que era sencilla pero estaba limpia y teníamos lavabo y ducha privados también. Dejamos las cosas y bajamos al mostrador de información turística del hotel, donde compramos dos billetes para que la mañana siguiente nos llevara una mini van hasta Kanchanaburi. 


Una vez reservado el pasaje caminamos hasta el muelle de Tha Pra Athit, donde cogimos un autobús fluvial que por 15 baht cada uno nos llevó por el Río Chao Praya hasta el embarcadero de Tha Tien. Nuestro objetivo a visitar estaba en la orilla opuesta, así que ahí mismo y por 3 baht cada uno cruzamos el río en el ferry que realiza esa ruta constantemente durante todo el día. 

El embarcadero de Phra Arthit
Ya dentro de este autobús fluvial

Aquí el capitán del ferry....


Y así llegamos al Wat Arun, uno de los monumentos más importantes de Bangkok que todavía nos quedaba por visitar.
La entrada al Wat Arun ( el Templo del Amanecer) nos costó 50 baht a cada uno. 
Su Chedi se puede ver desde muy lejos puesto que tiene una altura de 79 metros. Éste está decorado con platos de porcelana china rotos, rollo Gaudí digamos. 

La entrada al recinto está rodeada por un mercado de comida de precios muy asequibles. También hay algún tenderete que vende souvenirs, y otro donde te disfrazan con un traje tradicional y te hacen una foto. Previo pago claro, aunque la verdad, no miramos cuanto valía.

Una vez dentro, nos encontramos con dos pequeños templos. Entramos en uno, donde nos encontramos a 4 jóvenes rezando, y en un lateral del templo a un monje meditando. Cuando los chicos terminaron sus obligaciones religiosas delante de Buda y hubieron donado algunos baht a la estatua del mismo, el monje les llamó para que se acercaran, les bendijo con agua y diciendo unas palabras que obviamente no entendimos, les colocó un cordel blanco en la muñeca izquierda a cada uno. 
En los alrededores del Wat Arun

Hay que decir que el recinto del Wat Arun estaba en obras, pero la mayor parte del mismo era accesible. Las medidas de seguridad de las que gozaban los trabajadores se las pueden imaginar nuestros lectores... También nos fijamos en que la restauración de los templos se limita a picar los azulejos viejos y colocarlos nuevos, así que igual es más una reconstrucción... Jijij


Trabajando en el mantenimiento del Wat Arun



Observando a los obreros, typical Spanish

Área de descanso del personal de obra...

La subida al Wat en si mismo tiene telita. Bueno, más bien la telita es la bajada. Ruben subió hasta arriba de todo donde las vistas de la ciudad son muy guapas, pero Natalia se quedó al final de las primeras escaleras cuando vio el percal que sería bajar el siguiente tramo ;)


Subiendo el primer tramo


Detalle de los relieves del Wat Arun

Mr. Ruben empieza a arrepentirse de haber subido un nivel más...
Parte de las vistas


Estuvimos un buen rato visitando el Wat Arun. A la salida nos encontramos con una esquina del mercado que no habíamos visto previamente y nos sentamos a comer una sopa de noodles con pato riquísima. La verdad es que es el plato más rico que hemos comido en Tailandia hasta el momento. Pero teníamos tanta hambre y estaba tan rico que no sacamos ni una foto...

La vuelta a la zona del nuevo hotel fue la misma que la ida pero en dirección inversa, jejeje Y sin pagar los 15 baht cada uno del autobús fluvial, porque iba tan lleno que o la chica que cobraba pasó de nosotros o no le dio tiempo a llegar. Así que hicimos por 6 baht el recorrido que antes nos había costado 36. Jujuj

Ya llegados a Tha Pra Athit, caminamos por Soi Rambuttri y nos sentamos a tomarnos una birrita mientras descargamos el último episodio de The Walking Dead.



Todas las imágenes del blog pertenecen a Ruben Pereda Elizalde. Pero si os interesa utilizar alguna, no dudéis en poneros en contacto con nosotros!!

Recordad que nos podéis encontrar en Facebook y en Twitter!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario